21 de octubre de 2011

Editorial: Agitado y convulso 20 de noviembre


Ayer, 20 de noviembre, amanecíamos (al menos en la mitad centro-occidental de Europa) con una noticia tan sorpresiva como impactante: Muammar el Gaddafi había sido capturado por los mercenarios asesinos del Consejo Nacional de Transición, lo que implicaba un final de facto de la Yamahiriya. ¿Qué sucederá ahora en Libia? ¿Una república islámica, perrofaldera del imperialismo, como sucede en Pakistán? El tiempo lo dirá. Aun así, no son pocas voces las que califican de mentira la noticia de que Gaddafi ha sido asesinado por los mercenarios de la OTAN, habiéndose difundido un documento de audio con su voz, en el que afirma que continúa vivo.

Euskal Herria: ¿camino hacia la paz?

En otro orden de cosas, ayer ETA volvió a poner en vilo a la sociedad. A eso de las 19:00 horas, la organización armada hacía público un comunicado en el que anunciaba el cese definitivo de la actividad armada. ¿A alguien más le parece que esto se asemeja cada vez más a Irlanda? Solo falta que a Otegi le crezca barba, le salgan canas y se vuelva míope. Bromas aparte, la similitud del conflicto en Euskal Herria con el irlandés es cada vez más acentuada, al menos desde el punto de vista del que escribe. No hay más que ver la deriva ideológica de la izquierda abertzale, pasar de que hace 25/30 años Herri Batasuna estuviera practicamente hegemonizada por un partido comunista a la deriva socialdemócrata que vienen tomando desde mucho antes de Bildu, Sortu y esas nuevas marcas. Comparémoslo con la deriva ideológica del Sinn Féin. Si bien el SF siempre fue bastante ambiguo en cuanto a planteamientos, si es cierto que tuvo cierta raigambre obrera y cierta inspiración socialista, aunque siempre defendió la lucha armada como meta para alcanzar la independencia total de Irlanda.

El fuego de Atenea

Es inadmisible que a estas alturas se siga contando con ciertos sectores del anarquismo más antisocial para las reivindicaciones políticas como son (o deberían ser) las huelgas generales. Es inadmisible la complicidad con la Policía, las calumnias, las mentiras y las descalificaciones de ciertos individuos, como a ellos les gusta que les llamen, que se dedican a atacar a los bravos revolucionarios del Partido Comunista de Grecia (KKE) y el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME). Ayer, durante el cerco al Parlamento griego que se produjo en Atenas, durante la huelga general, el anarquismo más recalcitrante causó, indirectamente, la muerte de un camarada griego: Dimitris Kotzaridis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...