28 de febrero de 2011

Carta de los familiares del camarada Arenas sobre su situación

En cuanto supo que iba a ser conducido a la cárcel de Castellón II, Manuel dijo "me van a estar esperando", y así fue.

Aunque pudiese parecer que estaba en el campo de concentración nazi de Mauthausen, en Austria, no es así, se trata del Centro Penitenciario Castellón II, en la comarca de Albocasser, provincia de Castelló, en el Estado Español.

Manuel Pérez Martínez, secretario general del PCE(r)

Allí fue conducido nuestro querido familiar Manuel Pérez Martínez, que tras aterrizar tuvo el esperado recibimiento, haciéndole saber que sus ya de por sí duras condiciones de aislamiento durante años en Meco todavía podían empeorar considerablemente.

Fuimos testigos de numerosos juicios-farsa en los que no consiguieron demostrar NADA de lo que está acusado. Únicamente pudieron condenarlo por un "delito de omisión", esto es, "por no hacer nada", y ahora, rematado el circo, fue DISPERSADO al presidio castellonense, a 500 kilómetros de su entorno familiar. No contentos con esto, están encargándose de hacerle sentir el más brutal de los regímenes de aislamiento.

En cuanto llegó, fue confinado al módulo de aislamiento donde sólo hay un par de presos comunes cumpliendo alguna sanción. A él, como ya le sucedió cuando le conducieron a la prisión de Meco desde la de Soto del Real, se lo llevaron en cuanto llegó. Nos gustaría subrayar esta situación, la de confinarlo en un módulo de castigo nada más llegar, dentro de una cárcel y en unas condiciones ya duras de por sí.

Una vez en el calabozo (no se nos ocurre otro nombre) le dieron "algo de ropa", pero eso sí, denegándole la prótesis dental que utiliza después de quedarse en el acceso a ingresos. No sabemos si por motivos de seguridad o por miedo a ser devorados... En fin, algo surrealista de no ser porque ya estamos más que acostumbrados al trato que sufren los presos, y en especial los presos políticos, por parte de estos fascistas. Después de decirles que si no le entregaban la prótesis se negaría a comer, los carceleros no tuvieron otra que ceder y dársela. Parece que sólo así, plantándoles cara, entran en razón y reculan los "perros de presa".

Pues bien, como era de esperar, la cosa no acaba aquí. Cuando llegó la hora de salir del calabozo para tomar el fresco, los carceleros volvieron con una nueva provocación: "Cada vez que quieras salir de la celda, debes ser sometido a un exhaustivo cacheo integral", un trato denigrante al que Manuel accedió para poder dirigirse al teléfono y realizar la llamada que le permitió denunciar su situación, y en la que además aprovechó para anunciar que si en un plazo de una semana no cambia la situación de acoso y provocación, se pondrá en huelga de hambre indefinida.

Somos conscientes del estado de salud de Manuel, y también, de las repercusiones que podría tener en el resto de colectivos de presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO que llevaron a cabo, durante el pasado mes de diciembre, una serie de ayunos en una campaña de protesta, por entre otras denuncias, la situación de desatención sanitaria que padecen los presos enfermos.

Lo que está claro es que todo esto no es aleatorio ni improvisado, sino que se trata del mismo plan de chantaje y exterminio para que se someta a la conocida estrategia de "arrepiéntete o muere". Para emplearse a fondo en esta sádica violencia intracarcelaria argumentaron que "es un terrorista muy peligroso, y que a través de sus abogados da instrucciones para atacar a funcionarios". Una acusación insólita y sorprendente ya que en la gran mayoría de sumarios que tienen, en ninguno de ellos se habla de nada semejante. Más bien continúa siendo la táctica de siempre, la de hacernos creer que ellos, los fascistas, son los buenos, las víctimas; y los comunistas, los malos de la película, los terroristas.

Para finalizar, solo decir que Manuel Pérez Martínez no está solo y mucho menos aislado como pretenden. Tiene el calor de su amplia familia, que siempre estuvimos ahí y seguiremos estando, de sus camaradas y de los cientos de miles de solidarios en todo el mundo que mostraron su solidaridad en todo su largo procesamiento. Y bajo ningún concepto vamos a permitir, no ya sólo como familiares, sino como pertenecientes a la clase obrera consciente, que sea exterminado y mucho menos silenciado.

Seguiremos informando sobre su situación, sobre si puede comunicarse con nosotros, o por el contrario, no puede dar señales de vida.

Un abrazo a todos.

FUENTE: Estoutras

30 años de autonomía, 30 años de engaños y frustración

Hoy, hace 30 años, era aprobado el que se autocalificaba como primer Estatuto de Autonomía de Andalucía. Un Estatuto que era la puesta en práctica de esa "autonomía de primera" que le fue vendida al Pueblo Trabajador Andaluz como meta a alcanzar para poder hacer realidad la exigencia de reconocimiento y autogobierno que gritó un 4 de diciembre de 1977. Aquel día, dos millones de andaluces se manifestaron por las calles de nuestro país en un ejercicio de reivindicación como pueblo, así como en reclamación de su derecho a decidir, al autogobierno. Autogobierno entendido como la posesión y el ejercicio de su libertad colectiva, como la necesidad de ser protagonistas y dueños de sí y de su nación; de sus decisiones, su tierra y recursos, para solventar las carencias históricas que arrastrábamos de postración colectiva, injusticia social, atraso económico, precariedad laboral, persecución cultural y negación identitaria.

Pancarta del PAU-PTA contra la engañifa que supuso el Estatuto

Tras aquella muestra colectiva de determinación reivindicativa del 4-D, nuestro pueblo fue convencido de que a través del marco constitucional y el Estado de las Autonomías podrían ser logradas sus demandas y satisfechas sus necesidades. Esa fue la razón de que se volcara masivamente en el referéndum del 28 de febrero de 1980 mediante el que se dirimía el procedimiento en el que se encuadraría el proceso autonómico andaluz. El Pueblo Trabajador Andaluz dijo sí al artículo 151 porque se le indujo a creer qu mediante esa "autonomía de primera" accederían a una capacidad real y plena de autogobierno para la transformación de su realidad. Pero, tras tres d´cadas, la indiscutible realidad se impone frente a los discursos grandilocuentes acerca de modernizaciones y a las estadísticas propagandísticas sobre avances y mejoras. Esa realidad muestra que, esencialmente, permanecemos donde estábamos. Que 30 años de esta democracia y autonomía solo han sido 30 años de engaños y frustración.

Hoy, como hace 30 años, seguimos ocupando los últimos puestos en todos los índices de bienestar y desarrollo. Éramos entonces uno de los pueblos bajo el yugo español con mayores índices de paro, y hoy seguimos siéndolo. Tanto entonces como ahora tenemos más de un tercio de la poblción por debajo del umbrl de la pobrza. El grado de descapitalización industrial ha ido en constante aumento en estas tres décadas. Los sectores pesquero y minero están en vías de desaparecer. El agrícola sigue en constante deterioro. El problema del campo sigue sin resolverse, la reforma agraria permanece pendiente y el grado de concetración de la tierra ha aumentado. Nuestra economía sigue siendo de carácter extractivo y especulativo. El ahorro, los beneficios y plusvalías generadas por nuestra tierra y nuestro trabajo no permanecen en ella ni revierten en nosotros. Seguimos siendo tierra de emigración. Como hace 30 años, muchos tienen que salir del país para subsistir. A la juventud, ahora como entonces, no se le ofrecen otras perspectivas que la de la precariedad laboral, el exilio económico o el alistarse en los organismos represivos y armados españoles.

Tras más de tres décadas de un supuesto desarrollo democrático y autonómico, en nuestro país, en lo esencial, nada ha cambiado. Incluso en muchos aspectos políticos, económicos, sociales, culturales e identitarios, estamos en peores y más precarias circunstancias. Este innegable cúmulo de negatividades no tiene un carácter ocasional o fortuito. No son achacable solo a meros problemas de gestión y legislación, a tipos de competencias transferidas o a grados de financiación. El origen primigenio y las causas determinantes se hallan en el déficit democrático del marco constitucional. Al Pueblo Trabajador Andaluz se le ha impuesto un Estado Español que, como todos los anteriores, no reconoce a Andalucía como nación ni a los andaluces como pueblo, y, consecuentemente, tampoco el derecho de nuestro pueblo al ejercicio de su libertad. En estas condiciones no hay autogobierno. El Estado de las Autonomías se reduce a descentralización administrativa de estructuras y competencias estatales. Tampoco democracia. Este Estado solo es continuismo neofranquista y neocolonial embozado.

Ha llegado la hora de acabar con esta situación. Treinta años de mentiras y decepción son más que suficientes. Nunca habrá una transformación real y radical de la realidad de nuestro país mientras el Pueblo Trabajador Andaluz no recupere su libertad, su pleno derecho a controlar y decidir, por sí mismo y en exclusividad, sobre todo aquello que le afecta a él o a su tierra. Ese pleno derecho a controlar y decidir se denomina soberanía. Solo la recuperación y el ejercicio de nuestra soberanía conllevarán y asegurarán el autogobierno. Sin la soberanía nacional y popular no hay democracia ni autonomía. Sin la posesión de nuestra soberanía no puede haber una Andalucía libre.

Por ello, las organizaciones firmantes manifiestan su intencionalidad de aunar fuerzas y esfuerzos en torno a reemprender en común la lucha por el autorreconocimiento y el autogobierno que ya iniciara el Pueblo Trabajador Andaluz aquel 4 de diciembre de 1977, abogando por la superación de los límites restrictivos impuestos por el actual marco constitucional y estatal, denunciando la falsedad autonómica y democrática en la que nos mantiene, exigiendo el reconocimiento nacional de Andalucía, así como el derecho a la plena posesión y ejercicio, ilimitado y permanente, de su soberanía sobre sí, su tierra, sus recursos, su economía y su trabajo, por parte de nuestro pueblo. En ese sentido y para hacerlo posible, anunciamos el comienzo de un proceso de diálogo y acuerdos cuya meta será alcanzar tanto la convergencia en criterios y proyectos, como la unidad de acción que hagan factible emprender esta lucha de forma conjunta

Andalucía Comunista (AC)
Jaleo!!! - Juventud Andaluza Independentista
Juventud Independentista Revolucionaria Andaluza (JIRA)
Nación Andaluza (NA)

Un cambio de ciclo, ¿hacia dónde? (Parte 1 de 2)

Ante los acontecimientos que se están viviendo en Euskal Herria no somos pocos los que nos interrogamos sobre su desarrollo, toda vez que, además, muchas de las ideas y pronunciamientos que se están escuchando no habían sido expuestas con demasiada claridad. Todo lo contrario de la entrevista a Otegi publicada en Gara el pasado 12 de enero, donde expone con nitidez meridiana su pensamiento y el cambio en la línea política que vienen preconizando los dirigentes de la izquierda abertzale.

"¡Por la construcción del socialismo en Euskal Herria!"

Debo aclarar, para que el lector no tenga dudas, que hago este comentario desde las posiciones de clase del proletariado revolucionario y desde la ideología comunista. Y desde ese posicionamiento considero un principio democrático el derecho de autodeterminación de los pueblos y naciones oprimidas, como es nuestro caso. Considero también que, tras la desaparición del campo socialista y por tanto del principal enemigo de la burguesía internacional y las potencias imperialistas. Éstas han iniciado un nuevo proceso de reposicionamiento y reparto de los mercados y áreas de influencia, en función de su poderío económico, financiero y militar. Esto ha dado lugar a que la contradicción que enfrenta a los países imperialistas haya pasado a un primer plano y esté incidiendo cada vez más en las políticas internas de los diferentes países, sobre todo, de las potencias de segundo orden o de los países más débiles y dependientes. Es por lo tanto factible que en el desarrollo de este juego de contradicciones y presiones entre diferentes países o bloques imperialistas, se pueda abrir la posibilidad de que, al amparo de alguno de ellos, pueblos y naciones oprimidas puedan conseguir con su lucha la independencia y constituir un Estado propio, para así debilitar al oponente. Este puede ser el caso del Estado Español, sin que se den, en estos momentos, condiciones para la toma del poder político por las fuerzas obreras y populares, en cuyo caso su apoyo a un probable proceso de independencia, si así lo deciden los pueblos catalán, vasco o gallego, por ejemplo, es una posición consecuente con el derecho de autodeterminación que propugna el programa del proletariado revolucionario, y como parte de su estrategia para debilitar al Estado centralista e imperialista español. Es, por tanto, desde estas posiciones, y para no inducir a confusión, desde las que emito mi opinión.

Lo primero que ha llamado mi atención es la concepción, la interpretación que hace Otegi de lo anteriormente expuesto. Esto es importante, pues constituye todo el fundamento sobre el que se sustenta el cambio de toda la estrategia seguida hasta ahora por los dirigentes de la izquierda abertzale y que pretende hacerse extensiva, como de hecho está sucediendo, al conjunto del MLNV. En esto se fundamenta lo que vienen denominando como "cambio de ciclo" ante la constatación "en el propio marco europeo de la absoluta viabilidad del proyecto independentista si se alcanzaban mayorías populares mediante estrategias pacíficas y democráticas". Una estrategia que justificaría las alianzas actuales en torno a la acumulación de fuerzas independentistas para poder así incidir en un futuro proceso de presión al Estado hacia la vía secesionista ante la perspectiva de que "una segunda transición es ya inevitable". Nada que objetar ante estas aspiraciones, lógicas, por parte de un movimiento nacionalista, aunque no puedo por menos que plantearme algunos interrogantes como: ¿con quién se van a establecer estas alianzas?, y ¿sobre qué postulados políticos se van a configurar? Estas cuestiones me parecen importantes y deben quedar claras para el pueblo vasco ya que, en última instancia, es el protagonista y actor principal de todo proceso político.

En principio, esa acumulación de fuerzas independentistas se está haciendo sobre la base de la unión con organizaciones nacionalistas pequeño-burguesas en las que ni siquiera está la gran burguesía vasca y nacionalista representada, en su mayor parte, en el PNV. Ni que decir tiene que tampoco está en esa alianza el proletariado revolucionario vasco, dado que "el bloque independentista debe ser el marco para esa alianza", ni amplios sectores obreros y populares.

Por tanto, la acumulación de fuerzas independentistas solo puede venir desde las posiciones de la burguesía nacionalista. Para conseguir, a su vez, que la mayoría de la burguesía se sume a ese proyecto habrá que contar con el PNV que, por el momento, se mantiene en las posiciones autonomistas de las que saca más rédito. Si se consigue atraer a esta fuerza nacionalista, o a una parte de ella (suficiente para conseguir "mayorías políticas") al proyecto independentista, éste deberá contar con el apoyo de la burguesía internacional, "en el propio marco europeo", para doblegar la presión política, económica, social, mediática y militar del Estado centralista español y sus aliados internacionales. Teniendo en cuenta que, además, el tal "marco europeo" se está configurando sobre ejes contrapuestos. Esta sería, en mi opinión, una primera perspectiva de ese plano. El ejemplo de esta vía lo hemos visto recientemente en los casos de Kosovo, Sudán del Sur, etc. Tampoco tengo nada que objetar a esta cuestión desde el planteamiento nacionalista burgués, pero no por ello debe de quedar claro.

Por otro lado, los dirigentes de la izquierda abertzale han elegido recorrer ese camino de forma "pacífica y democrática", esto es, sin utilizar métodos de lucha violentos, entre ellos la lucha armada que un sector del MLNV ha venido practicando. Este cambio en los métodos de lucha es una decisión que concierne únicamente al conjunto del MLNV valorar si supone o no una posición más efectiva para la consecución de sus objetivos. Otra cosa es si esos cambios y las posteriores posiciones políticas se hacen en detrimento del desarrollo del movimiento popular revolucionario o de cuestiones de principio, que es lo que también debe quedar claro.

Es aquí, en estos aspectos, donde las recientes y sucesivas declaraciones de los dirigentes de la izquierda abertzale toman un rumbo inquietante respecto a las posiciones mantenidas hasta este momento. La aceptación de la fascista Ley de Partidos, como algo "insignificante", la condena de la violencia revolucionaria, el respeto a la legislación actual (la más regresiva y fascista de toda Europa), la "confrontación democrática" con el Estado fascista español, son algunas de las manifestaciones que los dirigentes de la izquierda abertzale, con Otegi a la cabeza, nos estén dejando últimamente, lo que supone, a la postre, un cambio sustancial, una liquidación de las posiciones populares y de resistencia revolucionaria que se han venido manteniendo, por las de colaboración e integración en el régimen político actual.

Vamos a ver. No me parece incorrecto que se trate de acumular fuerzas utilizando métodos de lucha pacíficos. Ésta es una aspiración legítima de las masas obreras y populares. Pero todo el mundo estará de acuerdo conmigo en que esa legítima aspiración no depende de ellas. No son ellas las que eligen recurrir a unas u otras formas de lucha, sino que son obligadas a ofrecer resistencia, pacífica y violenta, legal e ilegal, ante la situación de explotación, de opresión, de desesperación y de represión a que las somete el sistema económico capitalista, las clases dominantes y el Estado sobre el que se sustentan. Por lo tanto, la lucha de las masas obreras y populares, mientras no tomen el poder político, siempre estará condicionada por la intolerancia antidemocrática de las clases dominantes. Mientras estas clases tengan en sus manos todos los resortes de dominación: económicos, políticos, represivos, mediáticos, militares... la confrontación entre unos y otros nunca podrá ser democrática, nunca podrá ser pacífica ni legal en su mayor parte. No reconocer esta situación real (podemos poner como ejemplo más cercano el tratamiento que da la Ertzaintza a los manifestantes abertzales) y enmascararla bajo supuestas estrategias de acumulación de fuerzas es no hablar claro y embellecer la opresión totalitaria sobre los pueblos por parte del Estado imperialista español.

Otra cosa es que, ante la situación de crisis económica, política, institucional, ideológica y moral en que se encuentra el régimen constitucional que se dieron las clases dominantes y sus testaferros tras el apaño de la llamada Transición, éstas necesiten un respiro y accedan (obligados por la lucha más resulta), a que las fuerzas revolucionarias nacionalistas y de clase, puedan defender sus ideas y organizar a las masas obreras y populares sin ser perseguidas por ello. Es decir, si los partidos y organizaciones que han interpuesto una enmienda a la totalidad del sistema económico capitalista e imperialista español, puedan desarrollar su trabajo político sin hacer dejación de sus reivindicaciones democráticas y principios revolucionarios, y sin que por ello la violencia armada y organizada del Estado los persiga, los detenga y encarcele de por vida. Esta es la cuestión que, una vez más, está planteada en estos momentos en la escena política española: si bajo el régimen político actual es posible defender las ideas y los proyectos democráticos y revolucionarios de los oprimidos y explotados.

Por Egoitz Larrañaga. Extraído de Euskal Herria Sozialista.

27 de febrero de 2011

Líderes occidentales asisten a acto oficial en Kuwait en medio de protestas

Presidentes de distintos países han asistido este sábado en Kuwait a la conmemoración del 50º aniversario de la independencia del país, invitados por el jeque Sabah Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah.

El rey de España, Juan Carlos I, junto al emir de Kuwait y varios líderes militares kuwaitíes.

Este acto se realiza en un tenso momento para el mundo árabe, marcado por las revueltas populares en Túnez, Egipto, Argelia, Yemen, Jordania y Bahréin, que demandan reformas democráticas a los gobiernos de turno de los respectivos países.

En este sentido, Kuwait no escapa a esta ola de protestas que sacude la región. Hace una semana, la Policía reprimió una manifestación que tuvo lugar en la ciudad de Jahra y que terminó con la detención de decenas de personas que reclamaban derechos de ciudadanía y mayor democracia en el país.

Organizaciones pro-derechos humanos han denunciado reiteradamente detenciones arbitrarias, torturas y homicidios extra-judiciales por parte de las fuerzas gubernamentales de Kuwait y civiles armados que actuaban frecuentemente con el conocimiento de las autoridades.

Pese a esta realidad, representantes occidentales como el primer ministro británico David Cameron, el presidente alemán Christian Wulff o el monarca español, Juan Carlos de Borbón, decidieron viajar al emirato árabe para apoyar a la monarquía kuwaití.

Al acto, también acudieron los presidentes de Turquía, Abdullah Gül, el de Pakistán, Asif Ali Zardari y el de Irak, Yalal Talabani.

Tropas norteamericanas con base militar permanente en la pequeña monarquía de Bahréin viajaron hasta el país para participar en el desfile militar conmemorativo.

La base de Bahréin cuenta con la presencia de 4.200 militares estadounidenses y el país es crucial para la estrategia de Washington en la región: supervisar las rutas de suministro petrolífero.

El máximo responsable del Ejército de los EEUU, el almirante Mike Mullen, también se encontraba presente en el acto.

Mullen está de gira en el Golfo Pérsico, en un intento de tranquilizar a sus países aliados, inquietos por la ola de revueltas que sacuden la región.

Movimientos por la democracia y en favor de los derechos humanos lamentan el doble discurso de Occidente, que por un lado exige aperturas democráticas y se posiciona favorable a las revueltas, pero por otro no retira su respaldo a gobiernos dictatoriales aliados.

FUENTE: KaosEnLaRed.net y LibreRed.net

25 de febrero de 2011

III Noche de Rock Andaluz (Cádiz)


El próximo domingo 27 de febrero, la asamblea de Jaleo!!! en Cádiz organiza la III Noche de Rock Andaluz, que tendrá lugar a partir de las 23:00 en el Bar Ketefije (C/Cánovas del Castillo, 27). ¡Acude y disfruta del mejor rock patrio, con tinto y cerveza a 1 euro!

24 de febrero de 2011

El Laberinto Libio

Vijay Prashad
Counterpunch
22/02/11
Traducido del gallego al castellano por Andalucía Proletaria a partir de Estoutras.

En 1969, el coronel Muammar el-Gaddafi (27 años) sorprendió al anciano rey Idris, por aquel entonces en Turquía recibiendo tratamiento médico. Inspirado por los Oficiales Libres de Egipto, Gaddafi y sus compañeros coroneles condujeron al socialismo al débil estado libio y a la aún más débil sociedad libia. La principal riqueza de Libia era su petróleo, y en los días en los que fue depuesto Idris el país exportaba tres millones de barriles de petróleo diarios. Idris celebraba los beneficios mientras el pueblo padecía lo indecible. He ahí la razón de la escasa oposición al golpe de Gaddafi.

Muammar el-Gaddafi, líder de Libia desde 1969

El régimen de Gaddafi impulsó una serie de cambios radicales para transformar la sociedad libia. Libia tuvo la desgracia de ser un puesto de interés tanto del Imperio Otomano como de las aventuras coloniales italianas. Algo fatal para el más básico desarrollo social. Durante la primera década del régimen de Gaddafi, el Estado se hizo cargo de los campos petrolíferos y aumentaron sus alquileres. Acto seguido, ese dinero fue destinado al bienestar social, principalmente para viviendas y sanidad. En el transcurso de la segunda década (1978-1988), el régimen restringe el sector privado y anima a los trabajadores a tomar el control de casi 200 empresas. La redistribución de la tierra en la llanura occidental de Trípoli fue la medida afín en lo rural. El Estado intervino para controlar todas las operaciones macroeconómicas, al tiempo que el Banco Central de Libia redistribuía la riqueza, limitando las operaciones bancarias.

Nacionalista al estilo de Nasser, a Gaddafi, por aquel entonces, no le interesaba la laicidad. En su Libro Verde desestimó el capitalismo y el comunismo a favor de una "Tercera Teoría Universal" para retomar en el mundo árabe los fundamentos del Islam en política y en economía. La expulsión de los residentes italianos de Libia obedecía tanto al mandato islámico como al nacionalismo, lo que en el caso de la solidaridad con las revoluciones islámicas desde Chad hasta Filipinas (como herramienta para su propia ambición creó en 1972 la Legión Islámica "al-Failaka al-Islamiya"). La militancia islámica de Gaddafi acabó cuando fue víctima de un intento de asesinato en 1993 y con el crecimiento del islamismo militante en la vecina Argelia. El islamismo político de Gaddafi se transformó rapidamente en una paranoia sobre Al-Qaeda en el Magreb.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, Gaddafi ofreció rapidamente su apoyo a los EEUU. En octubre de 2002, el ministro de Exteriores libio Mohammed Abderraham Chalgam, admitió que su gobierno mantenía estrechas consultas con los EEUU en materia antiterrorista, y pocos meses después, el aparente heredero de Gaddafi, su hijo Saif al-Islam al-Gaddafi, elogió el apoyo de Libia a la guerra de Bush contra el terrorismo. Si visitásemos la página web de Gaddafi en aquella época, leeríamos una notable declaración del viejo coronel: "El fenómeno del terrorismo no es un motivo de preocupación sólo para los EEUU. Es algo que concierne al mundo entero. Los EEUU no pueden combatirlo sólo. No es lógico, razonable ni productivo encomendar la tarea sólo a los EEUU." Éstos, a su vez, precisaban de Gaddafi, un auténtico terror para grupos como el Grupo Islámico Combatiente Libio. Gaddafi debió de pasar frío cuando vio que, en mayo de 2009, acudían miles de personas al funeral de Ibn Sheikh al-Libi en la ciudad de Ajdabia (al-Libi fue detenido en Pakistán en 2001, y murió bajo custodia estadounidense. Libia colaboró con EEUU en este y en otros casos de combatientes libios arrestados durante la guerra en Irak y Afganistán).

La Cuestión de Oriente

Ajdabia, ciudad natal de al-Libi, se encuentra en la parte oriental de Libia, la histórica vilaya (provincia) de Cirenaica (otra ciudad de la zona es Bengasi, punto candente de los disturbios de 2011). Libia Oriental está orgullosa de su extensa tradición de resistencia contra las autoridades extranjeras. Sus tribus lideraron la resistencia contra los otomanos y después contra la ocupación italiana. El héroe de la lucha contra los italianos fue Omar al-Mujtar, cuyo rostro adorna el billete de diez dinares libios y cuya lucha fue inmortalizada por el actor Anthony Quinn en la película de 1981, financiada por el gobierno de Gaddafi, "El León del Desierto". También fue en las provincias orientales donde surgió la orden del Islam sanusí, a la que pertenecía el rey Idris. La orden sanusí cuenta con la lealtad de un tercio de la población libia. Algunos de ellos aun tienen a Gaddafi como responsable de la ejecución de su rey.

El nuevo régimen de Gaddafi, presuntamente, trató de derrocar la supremacía tribal. Lo que hizo fue reforzar a su propia tribu, la Qadhadhfa, y a sus amigos personales. La confederación Sa'adi de Oriente quedó fuera de la nueva administración. La vuelta de los ingresos petroleros y el salario social prometido por el nuevo régimen supusieron solo una insignificante ayuda al empobrecido Oriente.
  
Revolución dentro de la Revolución

La negligencia con el Oriente no sólo continuó, sino que, a finales de la década de 1980, el régimen de Gaddafi se volvió así en el resto del país. El uso desacertado de los excedentes de petróleo llevó a un estancamiento económico. Gaddafi tuvo un respiro cuando los EEUU, en la época de Ronald Reagan, bombardeó su palacio, matando a su hija Hanna, de 15 meses. El pueblo libio se unió en torno a él y su régimen. El antiamericanismo, muy fácil de seguir con Reagan a la cabeza de Washington, suministró una buena cobertura para lo que Gaddafi llamó "Revolución dentro de la Revolución". Estas eran las palabras libias para describir la entrada del neoliberalismo, el llamado por Gaddafi "capitalismo popular". En 1987, la anémica política de sustitución de importanciones llegó a su fin y las recetas del FMI sirvieron para "reformar" la agricultura y la industria. En septiembre de 1988, el gobierno abolió las cotas de importación-exportación, permitiendo que el comercio al por menor prosperara en las ciudades.

Mapa físico de Libia

Las sanciones de la ONU en 1992 llevaron a las "reformas" al caos, y permitieron al viejo Gaddafi emerger del letargo en el que se encontraba. Aparecen grietas en una élite gobernante que gestionaba las "reformas" unas veces lenta y otras aceleradamente. La principal figura de la agenda neoliberal fue Shokri Ghanem, que pasaría del puesto de Primer Ministro en el gabinete de 2006 al más importante de cabeza de la Corporación Nacional del Petróleo. Ghanem promovió intensamente las inversiones extranjeras en el sector petrolífero, y se apresuró a implantar los Acuerdos de Producción y Explotación Compartidos con compañías que iban desde Occidental Petroleum Corporation hasta la China National Petroleum Corporation. El británico Tony Blair y el francés Sarkozy corrieron a besar el anillo de Ghanem y prometieron finanzas por concesiones petrolíferas. Esta es la razón por la que el gobierno británico liberó al presunto terrorista de Lockerbie y por la que Berlusconi se inclinó delante del hijo de Omar al-Mujatar en 2008 y entregó 5 millones de dólares en una disculpa por el colonialismo italiano de Libia. Con su brusquedad característica, Berlusconi dijo que el se disculpó sólo para que Italia recibiera "menos inmigrantes ilegales y más petróleo".

Junto a Ghanem está el hijo de Gaddafi, Saif, que realizó una tesis en la London School of Economics en septiembre de 2007 sobre "El papel de la sociedad civil en la democratización de la toma de decisiones mundial: del poder 'blando' a la toma de decisión colectiva" (el trabajo fue aconsejado encarecidamente por David Held, sociólogo británico de gran prestigio en el campo de la globalización. Saif, por su parte, abogó por la necesidad de darle a las ONG el derecho al voto en la toma de decisiones internacionales, impidiendo así el dominio de los EEUU y de sus aliados atlánticos. La "naturaleza" de las ONG, argumentó, es la de ser "críticos independientes y abogados de marginados y desfavorecidos". Permitir que las ONG templen las ambiciones del Norte es mucho más "realista", defendía Saif, que esperar una transformación en las relaciones internacionales. Este tipo de realismo condujo a su fe en las "reformas" y su reciente llamamiento hacia la más dura violencia armada contra los que protestan en Trípoli y Bengasi. La "sociedad civil", en el lenguaje del neoliberalismo, se limita a la labor de aquellas ONG que no quieren revisar las relaciones del poder. Los míseros de las calles no son parte de la "sociedad civil", son seres irracionales.

El Congreso Popular de Base se lamentó de las "reformas" en septiembre del 2000. No simpatizó con la privatización de las empresas públicas ni con la creación de enclaves de libre comercio. Su periódio, llamado Al-Zah al-Ajdar, protestó contra empresas extranjeras y el sector turístico. Una parte dentro del Congreso también se irritó por las concesiones políticas de Gaddafi para reducir las sanciones de la ONU y ganarse el favor de las capitales europeas (acabar con el programa nuclear libio era parte de estas concesiones). El Congreso trató de desacelerar las "reformas". Estas acciones irritaron también al FMI, cuyo informe de 2006 remataba así: "El progreso en el desarrollo de una economía de mercado fue lento y discontinuo".

Las viejas pugnas entre lealtades tribales comenzaron en la casa de Gaddafi. Su hijo Muatassim participó activamente en la creación de la Zona Franca de Explotación, cerca de Zuwara. Muatassim, a quien el embajador de Serbia definió como "un hombre sangriento" y "no muy brillante", lleva mucho tiempo enfadado con su hermano Saif, a quien muchos consideraban que fue preparado para suceder a Gaddafi. Saif, por su parte, trató de acelerar el ritmo de las reformas a través de su comité del Consejo Económico y de Desarrollo. Los hermanos llevaban mucho tiempo luchando entre ellos, pero los dos en el lado del neoliberalismo. La diferencia es que cada uno cree en sus "reformas".

Bandera del antiguo Reino de Libia, utilizada en las actuales protestas del país africano



Los levantamientos en el este, combinados con los esfuerzos neoliberales de Trípoli, agruparon a grandes sectores de la población contra el régimen de Gaddafi. Poco queda del brillo de 1969 en el viejo hombre. Es una caricatura de los años revolucionarios. Estamos muy lejos de aquel "instigador revolucionario" que tenía por lema: "Las masas deben tomar el mando de su destino y de su riqueza". Del lado por el que se inclinan los militares dependerá el desarrollo de los acontecimientos (que dos coroneles en sus aviones de combate Mirage se refugiaran en Malta, negándose a disparar a la multitud en Trípoli, es una primera indicación de una dirección, pero en otra dirección están esos otros pilotos que sí dispararon contra la multitud). La cuestión no está todavía resuelta. Las masas salieron a la calle. Viejas rivalidades y nuevos resentimientos caminan juntos. Algunos buscan objetivos tribales reaccionarios, otros buscan liberarse de las "reformas". Algunos se preguntan por qué un país de 6 millones de habitantes y rico en petróleo no se asemeja a los Emiratos Árabes Unidos, y otros simplemente quieren tener un mayor control de sus propias vidas. Pero la maoría lo que quieres es salir de los oscuros corredores del laberinto libio.

23 de febrero de 2011

Fidel Castro: "La OTAN planea ocupar Libia"

El petróleo se convirtió en la principal riqueza en manos de las grandes transnacionales yankis; a través de esa fuente de energía dispusieron de un instrumento que acrecentó considerablemente su poder político en el mundo. Fue su principal arma cuando decidieron liquidar fácilmente a la Revolución Cubana tan pronto se promulgaron las primeras leyes justas y soberanas en nuestra Patria: privarla de petróleo.

Fidel Castro Ruz, presidente de Cuba entre 1959 y 2008

Sobre esta fuente de energía se desarrolló la civilización actual. Venezuela fue la nación de este hemisferio que mayor precio pagó. Estados Unidos se hizo dueño de los enormes yacimientos con que la naturaleza dotó a ese hermano país.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial comenzó a extraer de los yacimientos de Irán, así como de los de Arabia Saudí, Irak y los países árabes situados alrededor de ellos, mayores cantidades de petróleo. Éstos pasaron a ser los principales suministradores.

El consumo mundial se elevó progresivamente a la fabulosa cifra de aproximadamente 80 millones de barriles diarios, incluidos los que se extraen en el territorio de Estados Unidos, a los que ulteriormente se sumaron el gas, la energía hidráulica y la nuclear.

Hasta inicios del siglo XX, el carbón había sido la fuente fundamental de energía que hizo posible el desarrollo industrial, antes de que se produjeran miles de millones automóviles y motores, consumidores de combustible líquido.

El derroche del petróleo y el gas está asociado a una de las mayores tragedias, no resuelta en absoluto, que sufre la humanidad: el cambio climático.

Cuando nuestre Revolución surgió, Argelia, Libia y Egipto no eran todavía productores de petróleo, y gran parte de las cuantiosas reservas de Arabia Saudí, Irak, Irán y los Emiratos Árabes Unidos estaban por descubrirse.

En diciembre de 1951, Libia se convierte en el primer país africano en alcanzar su independencia después de la Segunda Guerra Mundial, en la que su territorio fue escenario de importantes combates entre tropas alemanas y del Reino Unido, que dieron fama a los generales Erwin Rommel y Bernard L. Montgomery.

El 95% de su territorio es totalmente desértico. La tecnología permitió descubrir importantes yacimientos de petróleo ligero de excelente calidad, que hoy alcanzan 1.800.000 barriles diarios y abundantes depósitos de gas natural.

Tal riqueza le permitió alcanzar una perspectiva de vida que alcanza casi los 75 años, y el más alto ingreso per cápita de África. Su riguroso desierto está ubicado sobre un enorme lago de agua fósil, equivalente a más de tres veces la superficie de Cuba, lo cual le ha hecho posible construir una amplia red de conductoras de agua dulce que se extienden por todo el país.

Libia, que tenía 1 millón de habitantes al alcanzar su independencia, cuenta hoy con algo más de 6 millones.

La Revolución Libia tuvo lugar en el mes de septiembre del año 1969. Su principal dirigente fue Muammar el-Gaddafi, militar de origen beduino, quien en su más temprana juventud se inspiró en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser. Sin duda que muchas de sus decisiones están asociadas a los cambios que se produjeron cuando, al igual que en Egipto, una monarquía débil y corrupta fue derrocada en Libia.

Los habitantes de ese país tienen milenarias tradiciones guerreras. Se dice que los antiguos libios formaron parte del ejército de Aníbal cuando estuvo a punto de liquidar a la Antigua Roma con la fuerza que cruzó los Alpes.

Se podrá estar de acuerdo o no con Gaddafi. El mundo ha sido invadido con todo tipo de noticias, empleando especialmente los medios masivos de información. Habrá que esperar el tiempo necesario para conocer con rigor cuánto hay de verdad o mentira, o una mezcla de hechos de todo tipo que, en medio del caos, se produjeron en Libia.

Lo que para mí es absolutamente evidente es que al Gobierno de Estados Unidos no le preocupa en absoluto la paz en Libia, y no vacilará en dar a la OTAN la orden de invadir ese rico país, tal vez en cuestión de horas o muy breves días.

Los que con pérfidas intenciones inventaron la mentira de que Gaddafi se dirigía a Venezuela, igual que lo hicieron la tarde del domingo 20 de febrero, recibieron al día siguiente una digna respuesta del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando expresó textualmente que hacía "votos porque el pueblo libio encuentre, en ejercicio de su soberanía, una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación de Libia, sin la injerencia del imperialismo..."

Por mi parte, no imagino al dirigente libio abandonando el país, eludiendo las responsabilidades que se le imputan, sean o no falsas, en parte o en su totalidad.

Una persona honesta estará siempre contra cualquier injusticia que se cometa con cualquier pueblo del mundo, y la peor de ellas, en este instante, sería guardar silencio ante el crimen que la OTAN se prepara a cometer contra el pueblo libio.

A la jefatura de esa organización belicista le urge hacerlo. ¡Hay que denunciarlo!

Fdo: Fidel Castro Ruz

El golpista en palacio

Coronel Martínez Inglés/Insurgente

Pues sí, amigos, han pasado ya treinta años desde aquella sorprendente tarde/noche del 23 de febrero de 1981 en la que el “comandante cero” español, el inefable teniente coronel Tejero, al frente de tres centenares de guardias civiles, se introdujera manu militari en el hemiciclo del Congreso de los Diputados y secuestrara a los poderes legislativo y ejecutivo de este país en pleno. Han pasado, sí, nada menos que tres décadas pero el máximo responsable de tan estrafalario evento, la suprema autoridad que lo respaldó, autorizó, impulsó, propició, recomendó y se aprovechó finalmente de él traicionando y enviando a galeras por treinta años a sus principales ejecutores directos y colaboradores suyos (los generales Armada y Milans), o sea Juan Carlos I, sigue ahí, en el palacio que le regaló en su día el sátrapa D. Francisco Franco Bahamonde, mirando para otro lado, silbando una suave melodía borbónica, inasequible al desaliento, sin asumir ¡faltaría más! responsabilidad alguna. Mientras sus súbditos, sus amados súbditos (capitaneados, eso sí, por la pléyade de periodistas cortesanos que en estas últimas jornada cercanas al trigésimo aniversario de la chapucera efemérides han vuelto por los fueros de la verdad oficial) continúan haciéndose los tontos, los desinformados, los crédulos con la fe del carbonero a flor de piel pues aceptar otra teoría a estas alturas, la real, la que tarde o temprano recogerá la historia de este país, viviendo todavía el falso héroe de la hazaña bélica creada desde el poder y sabiéndose lo que ya se sabe sobre la participación seria y efectiva del monarca español en el órdago peliculero protagonizado por Tejero, podría poner en peligro la sacrosanta democracia española y el tambaleante sombrajo levantado por los acomodaticios políticos de la “modélica” transición española.
 
Pero como el tiempo no pasa en balde y menos para alguien que, al igual que el rico, exiliado y enfermo Ben Alí tunecino o el sátrapa Mubarak egipcio, lleva más de treinta años pegándose la gran vida, reinando, gobernando (sí, sí he puesto gobernando, con todas sus letras), mandando y enriqueciéndose a manos llenas en este país, nuestro “democrático” jefe del Estado por mandamiento franquista, el señor Borbón, aparece en este 30 aniversario de su famosa maniobra borbónica del 23-F (un borboneo histórico inspirado en el que protagonizara hace ya algunas décadas su abuelo Alfonso XIII con el general Primo de Rivera de primer actor) bastante más decaído que entonces, menos golferas, menos ligón, menos malversador de fondos públicos, menos filmador de películas porno a costa de los fondos reservados que pagamos todos los españoles, menos conspirador junto a los militares de su entorno, menos terrorista de Estado (ETA no está ya para atajos macabros tipo GAL), menos prepotente, menos dictador (en la sombra), menos cazador de osos borrachos (ahora caza especies autóctonas en Santa Cruz de Mudela, eso sí, sentado), menos rey de todos los españoles (que ya conocen la catadura moral de su monarca salvador), con bastante menos capacidad pulmonar a cuenta del módulo (benigno) que se dejó el año pasado en la “sanidad pública” de Barcelona… y, también, como no podía ser de otra manera, mucho más viejo que entonces, más fondón, más susceptible (como siga así acabará llorando en el pedestre monólogo de las próximas Navidades), más artrósico, más inestable, más torpe al andar, más ridículo vestido con el uniforme de capitán general (cada día que pasa se parece más al clásico espadón caribeño), más deprimido, más aburrido, más acabado...

Juan Carlos I, siguiendo la tradición familiar de orquestar golpes de estado

Pero la verdad es que, a pesar del subidón revolucionario que estos días campa por sus respetos en calles y plazas de la antaño África turística y que, según algunos cotillas de palacio, parece ser le está afectando particularmente ya que es muy consciente del déficit de legitimidad democrática que arrastra, ahí sigue nuestro amado monarca aguantando el tipo en su retiro palaciego de La Zarzuela, “mientras el cuerpo aguante” (como le espetó en su día a uno de sus periodistas de cámara) con el fin de dejarle en condiciones “el negocio” a su heredero, el ya cuarentón príncipe don Felipe, que hace ya veinticinco años (nos lo han recordado estos días pasados hasta la nausea todos los medios de comunicación) juró la “modélica” Constitución española de 1978, pensada, planificada, redactada y presentada al pueblo español de la época por redomados franquistas (militares y civiles) y que, entre otras lindezas sacadas del popular cuento de la lechera (como esa de que todo españolito de a pie viene a este mundo con una vivienda digna bajo el brazo), recoge la absurda reimplantación en España, totalmente blindada para el futuro, eso sí, de la demencial y perversa saga de los ineptos reyes borbónicos que durante siglos llevaron a este país a la miseria, el atraso, la esclavitud, la guerra, los pronunciamientos militares y las desigualdades sociales.

Y seguro, amigos, que ahí piensa seguir unos cuantos años más, en su dorado nirvana de La Zarzuela, el en estos momentos ya amortizado Juanito (así lo llamaba el carnicero gallego de El Pardo) de nuestra historia reciente, a no ser, claro está, que la joven marabunta hispánica de Internet (que la hay y muy numerosa) salga pronto de su letargo, abandone el botellón del “finde” y el sexo a destajo en el coche de papá y, al igual que ha hecho recientemente la tunecina, la egipcia y en estos momentos sigue haciendo la libia, la yemení, la argelina o la marroquí, lo mande directamente al famoso balneario de Sharm el Sheikh, o a las Maldivas, o a Kuwait, o a Arabia Saudí, de donde parece ser procede una parte sustantiva de la fortunita que dicen que tiene. Después de obligarle, eso sí, a que abra ante los medios de comunicación y el Banco de España la cueva de Alí Babá (más bien de Ben Alí) que seguramente tiene operativa en el sótano de La Zarzuela. Más que nada para poder salvar otra vez a los españoles, no de Tejero sino de los egoístas e involucionistas mercados internacionales.

Pero yo, amigo lector, me había puesto esta vez ante la pantalla de mi ordenador, con lo pesado que es y lo mal que sienta a la vista, no para asustar al personal español (un conglomerado cívico que en estos momentos parece anestesiado, dormido, aturdido, perdido en sus problemas domésticos y que sólo se moviliza un poquito con el fútbol, la congelación de pensiones, el botellón y la ley del tabaco) con las nuevas revoluciones populares engendradas en el mundo árabe y que, según mi particular criterio geopolítico, no han hecho más que empezar ya que una vez que sus protagonistas zanjen las cuentas pendientes con sus dictadores arremeterán sin ninguna duda contra el occidente infiel, colonizador y ladrón, sino para escribir por enésima vez del pseudogolpe militar del 23-F, la famosa intentona involucionista que cumple estos días su trigésimo aniversario. Aunque la verdad es que estoy hasta el gorro (y eso que llevo más de veinte años sin usarlo públicamente, solo en la intimidad como Aznar) de hablar y, sobre todo, escribir del 23-F. Llevo haciéndolo ya más de diecisiete años desde que en el año 1994 publiqué mi primer libro sobre el tema (La transición vigilada) después de otros once investigándolo a conciencia entre militares de alto nivel que intervinieron en su preparación y ejecución. Y echando mano de una muy amplia documentación extraída de archivos oficiales y oficiosos castrenses.

Me he cansado de publicitar la verdad por activa y por pasiva, he publicado a lo largo de dos décadas nada menos que cuatro libros en los que he contado con pelos y señales todas mis investigaciones sobre el esperpéntico evento, y hasta he puesto negro sobre blanco en el último de ellos, con todo el detalle operativo de un Estado Mayor, el golpe militar franquista preparado para el 2 de mayo de 1981y que fue la causa real de que el rey autorizara a sus generales de confianza (Armada y Milans) a montar la arriesgada e ilegal maniobra preventiva (no golpe, aquello nunca fue un golpe involucionista) que la abortara: el 23-F.

También, desde hace seis años, desde septiembre de 2005 en el que envié el primer informe de mis investigaciones sobre el 23-F al señor presidente del Congreso de los Diputados, señor Marín, he venido poniendo a disposición de las Cortes españolas, del presidente del Gobierno de la nación y de las más altas autoridades del Estado todos mis estudios sobre la materia, solicitando en tres ocasiones la creación de una Comisión de Investigación que pudiera de una vez reconocer la verdad y depurar las responsabilidades políticas en las que hubieran podido haber incurrido algunos altos dirigentes de este país que intervinieron en tan chapucero acontecimiento de nuestra historia reciente, comenzando naturalmente por el primero de todos ellos, el rey Juan Carlos I.

Pero hasta ahora amigos, nada de nada, seguimos en la España profunda de siempre aunque salpimentada ahora un poquito con esencia de AVE. El pueblo español en general, sus instituciones, los políticos, los periodistas… por miedo seguramente y también ¡como no! por intereses políticos de los dos grandes partidos que se turnan en el poder y que temen perder su particular estatus “democrático” y sus canonjías, siguen en la inopia, haciéndose los tontos y los ignorantes. Continúan año tras año con la matraca de que sobre el 23-F existen todavía muchas lagunas y muchos hechos que no se conocen. Y de ahí no hay dios que los apee... ¡Pues no, amigos, conciudadanos, asustados compatriotas! Sobre el 23-F, después de treinta años y a pesar de que este tiempo no sea excesivo históricamente hablando, se sabe ya todo, absolutamente todo: todo lo que pasó, como pasó, por qué pasó y quien impartió las órdenes para que pasara.

¡Otra cosa es que por miedo a las consecuencias de saber todo eso, el poder, los medios de comunicación y el pueblo en general, no quieran ni oír hablar de ello, de la verdad, y sigan refugiándose en la duda metódica y en la ignorancia!

Yo por mi parte, amigos, con este pequeño trabajo en el aniversario del 23-F, y que no había pensado escribir pues ya está bien de hablar años y años a sordos que no quieren oír, doy por cerradas tanto mis investigaciones sobre el tema como mis proclamas habladas y escritas sobre el mismo. El actual presidente del Congreso de los Diputados, señor Bono, hace ya más de un año que tuvo a bien acusarme recibo de mi última denuncia, diciéndome que pasaba mi Informe a la Comisión de Peticiones de la Cámara para su estudio y tramitación. Se lo toman con calma no cabe duda estos sesudos representantes del pueblo soberano, pero de todas formas soy consciente de que mientras viva el golpista regio de La Zarzuela ninguno de ellos (ni de la hornada política de ahora ni de ninguna futura) dirá ni pío sobre el asunto ¡Así es este país, qué le vamos a hacer! Un país que a mí como historiador militar siempre me ha fascinado: por sus derrotas, sus desastres, sus carencias, sus miedos, su insolidaridad, su ferocidad a veces, su cobardía, sus heroísmos puntuales, su improvisación… pero, sobre todo, por el hecho de que, con semejante bagaje político, humano y social a cuestas durante siglos, siga existiendo a día de hoy, siga figurando a nivel global como nación independiente. ¿No será porque nadie en este mundo, incluyendo a Napoleón que acabó conociéndonos muy bien, al pragmático Amadeo I de Saboya y más recientemente a la “fracasada” Merkel, quiere tenernos bajo su férula?

Fdo: Amadeo Martínez Inglés, militar, escritor e historiador.

Reflexiones sobre Libia

Libia no es nuestro modelo, y hasta quizá no es un ejemplo a seguir, pero creo que cualquier intento subversivo y de contrarrevolución naranja "a la ucraniana" en ese gran país debe contar con la férrea oposición de las masas progresistas de Andalucía y del mundo. Sé que en esta opinión, como en casi todo, me encuentro en minoría.

Diseño realizado por los camaradas de Universo Andalucista

La Gran Jamahiriya Árabe Libia Popular y Socialista hace tiempo que dejó de ser eso de socialista, pero es lo más parecido a la democracia directa (ojo, no representativa y partidista, es decir, burguesa y pro-occidental) que ha conocido cualquier país de su entorno geográfico o cultural, y además sigue siendo una baza importante en el mapa geoestratégico de la lucha contra el imperialismo USA-UE, tanto desde el panarabismo como desde el nacionalismo internacionalista.

De momento, las únicas informaciones que nos llegan a nuestras cajas tontas son de la ONU (¿Alguien sigue dándole una mínima credibilidad a esta ratonera imperialista?) y de Human Rights Watch (calificada de ultraderechista por algunos entendidos en derechos humanos), porque a mí eso del "avión huido" me recuerda demasiado a los montajes de aviones disidentes que Kennedy hacía con Cuba; y eso de los centenares de víctimas sin ni una sola imagen, me recuerda demasiado a cuando la CNN aseguraba que los iraquíes mataban a los niños de las incubadoras, cuando la invasión a Kuwait, sin aportar ni una sola imagen, y luego tuvieron que admitir que se lo habían inventado; o cuando aseguraban que los serbios arrojaban a los prisioneros a los leones de los zoológicos para justificar el bombardeo de la OTAN, igualmente comprobado como falso con el paso del tiempo.

Reitero que Libia no es nuestro modelo, pero tambien que Libia no es Túnez, Egipto, Yemen o Marruecos, sino que es una pieza muy diferente en el escenario internacional. Sólo digo que no nos pongamos a rasgarnos las vestiduras pidiendo una intervención "humanitaria" internacional, porque lo más seguro es que acabemos encontrándonos con otro Irak, otro Afganistán o incluso otra Palestina.

FUENTE: Universo Andalucista

El FPLP condena la represión y abuso contra los pueblos árabes y pide apoyo a las revoluciones

El Frente Popular para la Liberación de Palestina condena los amplios abusos, crímenes y represión contra las masas populares árabes en Libia, Bahréin, Yemen y el resto del mundo árabe, que están luchando para proteger sus derechos y dignidades frente a los brutales regímenes reaccionarios.


El FPLP demandó el 20 de febrero el fin inmediato de la sangrienta y brutal represión a manos de estos regímenes, y afirmó que el silencio frente a esos crímenes es una vergüenza. Cientos de personas fueron asesinadas, y otras miles resultaron heridas, según afirma el Frente, apelando a todos los árabes y a las organizaciones internacionales a valorar la dignidad y los derechos humanos, y a todos los medios de comunicación árabes e internacionales a que actuasen para exponer la realidad y difundir la grave información sobre los crímenes que se cometen contra los países y pueblos árabes, y acabar con las masacres que se ocultan a los ojos de muchos árabes y pueblos de Europa y América.

El FPLP quiere hacer hincapié en que la marcha por la libertad, dignidad y justicia de los pueblos de la nación árabe, provocada por las revoluciones de Egipto y Túnez, no se detendrá por muchas masacres que cometan estos tiranos, y que el pueblo seguirá adelante y alcanzará sus objetivos de liberación, democracia, justicia social y unidad.

22 de febrero de 2011

Ladran, luego cabalgamos

Para este próximo fin de semana, la organización juvenil Jaleo!!!, independentista andaluza y revolucionaria, ha convocado por varias ciudades de Andalucía (Granada, Cádiz y Sevilla, concretamente) diversas charlas, cuyos ponentes son jóvenes independentistas vascos, algo que al españolismo le repatea y le ofende: la solidaridad internacionalista. Por ese motivo, unos tipos que se hacen llamar Coordinadora Sevillana Contra el Terrorismo (CSCT) no han cejado en su empeño de tachar a los jaleosos de "proetarras" y de "grupúsculo marginal independentista". No deja de ser cómico que un "colectivo" que existe únicamente en Internet acuse a una organización juvenil, que desde 1996 lleva teniendo presencia en la calle de manera ininterrumpida por toda Andalucía, acuse a Jaleo!!! de ser un grupúsculo marginal.

Logo de esta CSCT, copiado de las Coordinadoras Antifascistas,
a las que acusan de "violentas" y "ultraizquierdistas"

Y es que parece que estos tipos de la CSCT (en cuya web manifiestan la clara conexión entre la extrema derecha española y la organización Voces Contra el Terrorismo, por si no quedaba ya clara) han cogido manía persecutoria a la izquierda soberanista andaluza, acusando incluso a la mismísima Pilar González (secretaria nacional del Partido Andalucista) de "proetarra", así como adjudicando cargos dentro de la izquierda independentista así, sin ton ni son. Es gracioso ver que también sitúen la sede del SAT en el Ateneo Andaluz Tierra y Libertad, lugar donde se va a celebrar la charla con los jóvenes vascos en Sevilla, cuando es alcanzable a todo el mundo que la sede nacional de dicho sindicato se encuentra en otro lugar. Ese rigor periodístico de los "voluntarios cívicos contra el terrorismo" me mata, de verdad.

En fin, parece que algún miembro de Jaleo!!! le quitó la novia a uno de ellos, hablando coloquialmente y para evitar tensiones, si no no se explica esta obsesión enfermiza que tienen contra dicha organización. Ante estas acusaciones, tan manidas y desgastadas por los mismos de siempre, solo decir que la charla se celebrará, cueste lo que cueste, estoy seguro. Y también estoy seguro de que las provocaciones sólo nos animan a los andaluces de conciencia a seguir luchando por una Andalucía libre, socialista e internacionalista.

Ladran, luego cabalgamos
¡Viva Andalucía libre y socialista!
Gora Euskal Herria askatuta eta sozialista!


Nacho F.

21 de febrero de 2011

Entrevista a Andecha Obrera, blog soberanista y comunista de Asturies

Andecha Obrera es un proyecto de difusión marxista-leninista de Asturies, de corte independentista y surgido hace pocas semanas. Desde Andalucía Proletaria os ofrecemos una entrevista realizada a la redacción del blog el pasado fin de semana.




¿A raíz de qué surge la idea de crear un blog cómo Andecha Obrera?

Andecha Obrera empieza con la intención de difundir el marxismo-leninismo dentro del movimiento de liberación nacional asturiano. Somos un movimiento pequeño, todo sea dicho, pero que siempre tuvo una inclinación hacia el comunismo, la sociedad sin clases y la independencia nacional. Sin embargo, últimamente, está inclinándose hacia el reformismo que, como expliqué en la entrevista a Frayando Cadenes, puede ser un arma de doble filo: puede acercar la cuestión nacional a las masas desproletarizadas pero acabar por formar un nacionalismo (o regionalismo) cívico tímidamente tendente a la izquierda pero sin poder ser considerado como parte de ella.

Otro motivo puede ser la ausencia de blogs de esta tendencia con pocas excepciones como el de los camaradas de Frayando Cadenes.

No sé si entre los propios asturianos sucede, pero algunos independentistas de fuera de Asturies han podido percibir que, ciertos blogs y militantes asturianos demuestran cierto cariz chauvinista, que roza a veces la xenofobia, y sin el más mínimo mensaje social, únicamente un nacionalismo exacerbado y el rechazo a todo lo no asturiano, ¿qué podéis decir de esto?

Simplemente no los considero como parte de nuestro movimiento. Son una excepción minoritaria pero que se ocupa de difundir constantemente su “mensaje”. Todo esto puede ser explicado históricamente: hay una parte de la ideología tradicional que es el antiflamenquismo y que es constantemente malinterpretada. El término flamenquista se usa para definir a los impositores de la cultura “española” en Asturies (lengua, cultura, tradiciones…), pero no incluye las exposiciones culturales extranjeras ni, mucho menos, el rechazo al no asturiano.

Esta gente es muy crítica con Dixebra, por ejemplo, por la canción Indios por decir que “extremeños o africanos, al final, obreros asturianos”. Los camaradas de otras naciones (y especialmente leoneses, cántabros y andaluces) debéis desoír a estos sectores dado que son ínfimos y casi se pueden contar con los dedos de una mano.

Ultimamente hemos podido ver que estáis difundiendo la creación de una organización llamada Conceyu Abiertu. ¿Cuál es el fin de Conceyu Abiertu? ¿Continuaréis trabajando tras las elecciones?

Conceyu Abiertu es un proyecto de candidaturas populares soberanistas y socialistas basadas en la estructura legal de “unión de electores”. Ahora mismo es la única candidatura abiertamente a favor del soberanismo en Asturies dado que, parece ser, Compromisu por Asturies (BpA+UNA) lo ha abandonado. Todo dicho desde el respeto a los sectores que conservan esta ideología dentro de la coalición (que los hay).

¿Cuál es el referente político actual de Andecha Obrera? ¿Y el juvenil? ¿Y qué hay del referente sindical?

Actualmente apoyo abiertamente el proyecto Conceyu Abiertu en el que participo. Como partidos políticos Andecha Astur y PCPE-Asturies. En el tema juvenil a Darréu y a los CJC/CMC además de a Fai!. En sindicalismo, sin duda, la Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) y, en el campo de los maestros y profesores, el Sindicatu Unitariu y Autónomu de Trabayadores de la Enseñanza d’Asturies (SUATEA). Para el movimiento estudiantil universitario como referente tengo al Movimientu Estudiantil Críticu y Asambleariu (MECA!), aunque en este caso hay asambleas y asambleas.

¿Cómo se podría definir la actual situación socio-política de Asturies?

Decadente. Como se suele decir “Asturies ye crisis” y de ahí no salimos. El PP y el PSOE legitiman la posición del españolismo centralista más rancio y de las políticas neoliberales menos intervencionistas imaginables. Empresas multinacionales y comités de empresarios corruptos y podridos de subvenciones cierran nuestra industria ante la pasiva mirada de los asturianos. De hecho hoy he recibido un panfleto de los camaradas trabajadores de ALAS y me pareció muy triste cuando me di cuenta que era el único que se paraba a mirarlo y eso que era como gusta en este País: letra grande y poco texto.

Pudimos ver hace pocos años la detención y el procesamiento del militante independentista Fer, y hace poco más de un año la detención de otro asturiano de conciencia, ¿ha aumentado la escalada represiva contra la izquierda soberanista asturiana en los últimos años?

Contra la izquierda asturiana y contra todo lo que se pueda mover a la izquierda de IU. Hace unos días unos camaradas de ALAS fueron a protestar contra el PSOE y contra el Presidente Zapatero y fueron “insultados, amenazados, golpeados y arrinconados” según su propio testimonio, después de ser criminalizados por haber causado un “accidente múltiple” por una barricada.

Sin embargo, aún siendo consciente de que esto no hará más que crecer, habrá que seguir agitando a la clase obrera desde nuestras organizaciones para mover de una vez por todas un movimiento socialista, fuerte y asturiano.

Hemos visto que únicamente redactáis artículos y noticias en vuestra lengua, el asturiano, ¿ha mejorado la situación de la lengua asturiana en los últimos años o, por el contrario, créeis que ha empeorado? ¿Cómo veis a la lengua asturiana dentro de, digamos, 25 años?

En cierta forma ha mejorado y en cierta empeorado. Ahora aparecen cada vez más cosas en asturiano, hasta el ayuntamiento de Xixón (PSOE) usa el asturiano para casi la totalidad de su sitio web (por su dependencia en los votos de IU, todo hay que decirlo) y cada vez se publican más libros y música en nuestra lengua. Los encuestadores del gobierno dicen que la mayoría de la gente de Asturies quiere la oficialidad pero ellos (PSOE-IU) siguen encargándose de no llevar a cabo el proceso (ni tampoco PP ni FAC, no nos engañemos por Círculu Lliberal, Felechosa y esa gente, que si el PSOE no quiere ellos menos).

¿Qué opináis de las elecciones nacionales en Asturies? ¿Créeis que Tini continuará 4 años más? ¿Y qué hay del partido de Álvarez Cascos?

Creo que va a ser complicado sacar algo desde el movimiento de liberación nacional para la Xunta Xeneral, pero no hay que perder la esperanza porque aún no ha empezado la campaña y de momento solo se mueven PP, PSOE y FAC (y un poco Compromisu por Asturies). Como elemento destacable decir que PCA decidió no formar parte de IU y pasará a ser el Frente de las Izquierdas. Nosotros apoyamos sin reservas de ninguna clase a Conceyu Abiertu: a día de hoy única formación soberanista y socialista.

Tini ya no seguirá pero sustituyéndole está Javier Fernandez que tengo entendido que para temas como la llingua es peor aún (a Areces al menos se le podía echar en cara haber sido de Conceyu Bable, primera organización a favor de la llingua y luego formada políticamente en el independentismo). El partido de Cascos es Foro Asturias (FAC) y El Comercio (diario de Xixón) le da la mayoría y, a decir verdad, es muy posible.

¿Cómo veis desde Andecha Obrera el futuro de Asturies?

Pues como siempre. Aunque el movimiento obrero parece que avanza cada día más en simpatizantes, que los sindicatos de clase crecen cada vez más y que se espera una desviación hacia la conciencia nacional de los asturianos las cosas no van a mejorar mucho en tiempo cercano. Queda mucho trabajo, pero para eso estamos los militantes.

Unas últimas palabras...

Gracias a los camaradas de Andalucía Proletaria por seguir adelante llevando el M-L al andalucismo y por la entrevista. Un saludo independentista y leninista. ¡República Asturiana Socialista y Soberana!

Los carniceros de Málaga (febrero de 1937)

Vaya por delante que el titular elegido para este artículo no alude a esos honrados profesionales, sino para denunciar una vez más la miseria moral de quienes, como el monarca actual, se niegan a condenar las masacres que la rebelión fascista de 1936, comandada por un genocida, causó la muerte por ejecución, tortura, hambre o garrote vil de cientos de miles de ciudadanos, fieles a la legalidad vigente en aquellos años, cuando la República y la libertad se palpaban en todas las comunidades.

Carlos Arias Navarro, presidente del gobierno español entre 1974 y 1976

En estos días de febrero se cumple un aniversario más del asesinato a sangre fría de miles de hombres, mujeres y niños, cuando huían de Málaga hacia Almería, escapando de la represión habitual ejercida por los amotinados de una buena parte del Ejército español, en la que destacaban los generales y jefes procedentes de la noblema (nunca peor dicho) nacional, la alta sociedad (suciedad, sería más cabal) y demás hordas fieles a ese espíritu tan cristiano, que consistía en desollar o descuartizar comunistas, raptar niños para entregárselos a las familias ricas sin hijos e ir a misa todos los domingos.

El documental titulado Málaga, 1937: La Carretera de la Muerte*, con guion y dirección de Juan Madrid*, que el propio autor realizó y presentó en 2006 ante la televisión cubana, cuenta la dramática historia (tanto como decenas de casos similares habidos en aquellos tres años de venganza y delirio sangriento) de la toma de Málaga, así como de la retirada de una gran parte de la población civil por la carretera de la costa, hacia Almería.

Animo a las jóvenes generaciones para que vean las estremecedoras imágenes del bombardeo que sufrieron aquellas personas por parte de las tropas franquistas, alemanas e italianas, así como la terrible situación en el interior de la ciudad y el éxodo hacia Almería de una muchedumbre enloquecida de pavor. Es cierto que no existe una cifra exacta del número de desplazados, pero los testimonios recogidos por algunos supervivientes indican que podría alcanzar la de 100.000. Esa columna, de varios kilómetros, fue bombardeada salvajemente desde el aire por la aviación de Hitler y Mussolini, y desde el mar por la armada de Franco.

Uno de los personajes clave en el salvamento de cientos de vidas fue el médico canadiense Norman Bethune*, adscrito a las Brigadas Internacionales, quien en un alarde de ingenio profesional improvisó un quirófano móvil, con plasma refrigerado, montado en una ambulancia, que sirvió para hacer transfusiones en las cercanías del frente. Con ese vehículo llegó a Almería y desde allí, cuando supo de la caída de Málaga, puso rumbo a la ciudad, para ayudar a esos miles de refugiados que abarrotaban la carretera. Desde aquel momento no dejó de hacer continuos viajes para, sin descanso ni reposo, transportar, intervenir y curar de sus terribles heridas a decenas de personas con el cuerpo destrozado.

Los horrores de estos hechos (la muerte, el hambre, el cansancio, el miedo, la angustia y la desesperación de los malagueños) quedaron reflejados en el inquietante relato El crimen de la carreteta Málaga-Almería*, que escribió el propio Bethune, ilustrado con 26 fotografías de su colaborador Hazen Sise. (Me he tomado la libertad de recoger unos pasajes del relato, justo al final del artículo, con el objeto de que los más jóvenes tengan acceso a este singular testimonio, hurtado a una inmensa mayoría de ciudadanos que aún confían en este régimen, cuya monarquía jamás ha condenado aquella barbarie.)

Hago mío el mensaje que me llega procede del Foro por la Memoria Histórica de Málaga, que como todos los años quiere homenajear a los ciudadanos que intentaron escapar de la muerte segura. Una huida improvisada que fue trampa mortal para miles de inocentes, que caían al asfalto ametrallados por los rebeldes españoles y los soldados de la Wehrmacht y los CTV italianos, mientras los cruceros Canarias, Baleares y Almirante Cervera bombardeaban a la inmensa caravana que discurría por aquel camino, al filo de la costa, con acantilados que impedían la huida hacia el mar y las playas.

Casi 15.000 personas murieron asesinadas, en tanto una cifra parecida desistió y regresó a sus lugares de origen, entregándose a las fuerzas opresoras, pensando que al no haber cometido delito alguno, nada tenían que temer. La realidad fue muy distinta, ya que la mayoría fueron procesados en juicios sumarísimos y condenados a penas que iban de la ejecución inmediata a las de prisión, con más de 20 años de cárcel. Entre 1937 y 1957, los fusilamientos que hubo en Málaga fueron incontables.

Estos días se cumplen 74 años de aquellos infames hechos, pero el sarcasmo histórico es que aún no se sabe sino una pequeña parte de la verdad. La sociedad, en su conjunto, debe conocer lo ocurrido, como prueba de este bestial genocidio contra la población civil, cometido en nombre de un régimen, de un criminal, al que el Rey de España se niega a condenar.

Hubo cientos de carniceros aquellos años. El conocido como Carnicerito de Málaga no fue sólo aquel canalla llamado Carlos Arias Navarro (que sigue siendo Grande de España y al que se le dedicó un parque que lleva su nombre en Madrid), sino todos y cada uno de los mandos, civiles y militares, responsables de la masacre que recoge el documental de Juan Madrid.

Qué sarcasmo constatar que este régimen, que se dice democrático, exija que para que un partido político sea legalizado, deba condenar previamente la violencia de ETA. La otra cara de la moneda es comprobar que se mantengan intactos miles de símbolos franquistas, haciendo así apología de aquel terrorismo infame, callando ante hechos como los que hoy se recuerdan en Málaga y Almería. O condenamos todas las violencias, o rompemos la baraja.

Carlos Tena para Kaos en la Red.

(Para leer las notas de Carlos Tena, pulsa en el enlace para acceder al artículo en Kaos.)

El carácter clandestino y normas de organización (EH Alderdi Komunista)

La misión histórica del partido del proletariado es organizar y dirigir la revolución, construir el socialismo y el comunismo. Esto implica, de inicio, "poner al desnudo las lacras del capitalismo, demostrar el carácter inevitable de la bancarrota del capitalismo" (Stalin, Fundamentos del Leninismo), minar los soportes del Estado burgués y toda la institucionalidad que lo representa, como garantía para acabar con la explotación de este sistema e instaurar la dictadura del proletariado y la sociedad socialista. Desde este punto de vista, como ya lo hemos señalado, el Partido es una organización eminentemente conspirativa, pues sabe, en la teoría y la práctica, que estos objetivos solo se lograrán a través de la violencia organizada de las masas, mediante la combinación de todas las formas de lucha, "subordinadas a la lucha armada revolucionaria, a la insurrección armada, a la guerra popular".


El carácter conspirativo del partido del proletariado se expresa no solo en la concepción filosófica y línea política que impulsa, sino en su forma de organización y funcionamiento. De hecho, para lograr tan altos objetivos, cumple con las normas leninistas de organización. Por consiguiente, está integrado por una militancia que reúne los requisitos de selectividad y secreto, y está forjada al calor de estrictas normas de disciplina y trabajo.

El Partido concentra en sus filas a los mejores hombres y mujeres del pueblo, a aquellos que han sido seleccionados por su extracción de clase popular y por sus cualidades revolucionarias; por su capacidad de relación, influencia y dirección de un sector de masas; por su actitud audaz y valerosa en el medio de combate; y, desde luego, por su disposición a un trabajo basado en una disciplina consciente. A su vez, junto a estas características, tanto los organismos dirigentes como los de base, y toda su estructura de funcionamiento, guardan normas de trabajo secreto como un mecanismo para preservar su integridad frente a los embates, intentos de inflitración y labor de inteligencia de la burguesía y sus aparatos represivos.

Un principio fundamental de organización leninista es el centralismo democrático, esto es, "centralismo sobre la base de la democracia, y democracia bajo una dirección centralizada". Por consiguiente, no admite direcciones paralelas ni fracciones de ninguna clase. Practica la más amplia democracia al someter a discusión y aprobación su línea política, programa y estatutos del Partido, y las principales orientaciones de la acción revolucionaria; al otorgar igualdad de deberes y derechos a todos sus miembros; al aplicar la dirección colectiva; al estimular el ejercicio permanente de la crítica y autocrítica. Pero, junto a esto, aplica el concepto de centralismo como resultado de la necesidad de elaborar, sintetizar y convertir en orientación única y de estricta aplicación las decisiones y tareas trazadas; de esta manera, el Partido es ante todo una organización centralizada. Con la aplicación de esta norma leninista se garantiza una férrea disciplina, resultante de una subordinación voluntaria y consciente, razón de la que se deriva su fuerza y garantía de éxito.

FUENTE: Euskal Herria Sozialista

Hoy se inicia un nuevo juicio-farsa criminalizador contra el PCE(r)

Hoy a partir de las 10:00 de la mañana ha comenzado un nuevo juicio-farsa contra el camarada Arenas en la Audiencia Nacional de Madrid.

Para el miércoles 23, llegará un autobús procedente de Galiza para solidarizarse con los encausados y denunciar este juicio arbitrario. ¡Acude a las puertas del tribunal político a mostrar tu repulsa a la criminalización!

En otro orden de cosas, comunica Manuel Pérez Martínez a sus familiares que "ha sido clasificado" y que espera se trasladado, dispersado, en breve, al presidio de Castellón II (Albocasser, País Valencià). Aun de salir absuelto de todos los juicios contra él, salvo dos, claro está, Manuel está condenado a morir en la cárcel si no lo evitamos.

Pegatina solidaria con el camarada Arenas

Fue condenado por la fantasmagórica y criminalizadora "omisión del delito" a 3 años y medio de cárcel por "no impedir la colocación de bombas en los repetidores del Ejército español y de RNE por parte de los GRAPO", y a 7 años más por esa misma treta, "omisión del delito", en el secuestro de Publio Cordón.

Si se le plantease con el mismo rasero criminalizador que le han aplicado a él o a otros militantes del PCE(r), del SRI... a otra "peña" (porque la lista sería infinita), resultarían encarcelados en este Estado desde la famosa "X" borbónica, pasando por todos los ministros, jueces, gobernadores civiles... ¡hasta el apuntador de los muy democráticos PP, PSOE, UCD, CDS, AP! ¿Por qué? Por su participación directa en la dictadura fascista de Franco y sus sucesores; por la creación, financiación y sobre el BVE, Cristo Rey, GCR, AAA, GAE, GAL...

Con esos 10 años y medio de condena, sumados a los ya muchos (18) que lleva encarcelado este dirigente político, y los 66 años de edad que tiene, y sus múltiples enfermedades (muy degeneradas por el aislamiento, las torturas, las amenazas de muerte en los propios calabozos de la Audiencia Nacional...) el camarada Arenas se morirá en prisión, o le pondrán en la calle cuando esté para el arrastre.

Por eso, ya es hora de que cada organización política consecuente, cada célula obrera, cada abogado no vendido al Estado, cada blog que se diga de izquierdas... se sume y arrime el hombro para arrancar a esta persona, a este gran militante comunista irreductible, a este político enorme (en antagónica vergüenza con tanto corrupto y criminal), de los muros de hormigón que le separan del pueblo. Y de los suyos, porque ahora, con la próxima dispersión a Castellón, será infinitamente más difícil y caro viajar desde Madrid a visitarle.


¡Basta de represalias contra Arenas! ¡Basta de criminalización al comunismo!
¡Ni a Meco ni a Albocasser! ¡Arenas a la calle inmediatamente!
¡No es terrorista, es comunista! ¡Terroristas vosotros, que mantenéis vivo el puro franquismo!

FUENTE: Blog de "Socorro Rojo Internacional"

20 de febrero de 2011

Tenía que llegar (Punto y Hora de Euskal Herria, 1981)

Tenía que llegar y llegó. Era un problema de coherencia.

Lo verdaderamente extraño era la etapa que se estaba viviendo. Un partido con pretensiones y corte eurocomunista hipotecado o hipotecando un brazo armado. Las armas han callado. Llegó la liquidación.

Antiguo logo de Euskadiko Ezkerra (EE)

Hace sólo un año, unos meses, unas semanas... una parte importante de las bases de ese partido hubieran rechazado como un insulto la pretendida liquidación de la rama armada. Hoy, lo aceptan con la naturalidad de lo que, en definitiva, es la culminación lógica de una trayectoria cuidadosa y minuciosamente llevada.

Una de dos: o Euskadiko Ezkerra (EIA) renunciaba al eurocomunismo o de otra forma tenía que liquidar a ETA político-militar. EIA se ha alineado definitivamente en el tren de Marchais, Berlinguer, Carrillo... y los fuegos artificiales de los poli-milis se han liquidado con la traca final de los cónsules.

Desde aquí simplemente constatamos el hecho: un hecho "cantado" e inevitable. Algo que se podía preveer hace ya mucho tiempo.

Y es que EIA constituía un caso aparte y único en el panorama europeo. Un partido comunista nacional, nacido de la lucha armada, y que seguía manteniendo su brazo militar.

El eurocomunismo de EIA no había vivido los "pactos por la libertad" del PCE, o el "compromiso histórico" del PCI, o el "programa común de la izquierda" del PCF. Había nacido extrañamente dentro de la lucha armada, en la escisión de los poli-milis y en el desdoblamiento político. Era un fenómeno aislado. Hoy todo ha quedado homologado. ¡Que no tiemblen los eurocomunismos!

Ahí están. ETA político-militar ha anunciado por fin la tregua indefinida. ¡Albricias! La democracia está de enhorabuena.

A la hora de situar el hecho quedan, sin embargo, muchos interrogantes en el camino. ¿En qué condiciones se ha tomado esta decisión? Porque nadie quiere creerse que hayan sido dejados en la estacada las decenas de prisioneros que, por defender el Estatuto con las armas, hoy purgan largas condenas en Soria, Carabanchel o Herrera de la Mancha...

Confiemos en que al menos este paso traiga la libertad a algunos. Confiemos... y esperemos que Euskadiko Ezkerra, por fin libre de su molesto hijo (¿o padre?), pueda por fin mostrarse sin tapujos como lo que es: un partido "de orden", de la izquierda "civilizada", el PSUC de Euskadi. Mientras tanto, ETA (m), a la que habrá que volver a llamar simplemente ETA, sigue la lucha.

FUENTE: Euskal Herria Sozialista

Más de 55.000 personas protestan en Wisconsin contra las medidas antisindicales

55.000 personas (trabajadores, estudiantes y sus familias) ocuparen el Parlamento Estatal de Wisconsin este 19 de febrero en protesta por la legislación antisindical. Era el sexto día consecutivo de protestas. Students for a Democratic Society (SDS) encabezó una marcha estudiantil por las calles de Wisconsin. Llevando una pancarta que decía "Estudiantes y trabajadores, ¡unidad y lucha!" fueron recibidos frente al Parlamento.

Protestas en Wisconsin (EEUU)

Al igual que el sindicato de trabajadores continúa ocupando el Parlamento en defensa de los derechos a la negociación colectiva, la lucha por los derechos educativos también está creciendo en Wisconsin. Como si los ataques a los empleados públicos del gobernador Scott Walker no fueran suficiente, éste propondrá pronto recortes presupuestarios en la educación pública, algo que resultaría "devastador" según Michel Bonds, presidente del Consejo Escolar de Milwaukee. Los cambios propuestos para la Universidad de Wisconsin pueden aumentar en un 26% el coste de la matrícula en los dos próximos años. Como respuesta al ataque a la educación perpetrado por Walker, el SDS se unió a una coalición de organizaciones estudiantiles para planificar las acciones de la próxima semana y organizar el Día Nacional de Acción para la Defensa de la Educación Pública para el próximo 2 de marzo.

FUENTES: FightBack! News (USA) y Estoutras Notas Políticas (Galiza)

19 de febrero de 2011

Contra los tópicos de Al-Ándalus


Julio de 711. En la batalla de Guadalete, el rey godo Rodoric es derrotado y su dominio sobre la Península Ibérica se difumina. Siempre se ha dicho que la musulmana fue una tropa numerosa, que atravesó el Estrecho de Gibraltar y que comenzó desde entonces una dominación que duraría ocho siglos. ¿Dominación? Algunos historiadores no opinan así. Por ejemplo, Emilio González Ferrín, islamólogo de la Universidad de Sevilla, afirma: "No hubo dominación. Además, quien quiera que entrase en Hispania no podía ser ni árabe ni musulmán."
Este es uno de los muchos tópicos que González Ferrín ha desmontado en Historia General de Al-Ándalus (Almuzara), libro que apuesta por un estudio más científico de esta cultura. Ferrín cree que el mito de la conquista árabe en el 711 ya no se sustenta. Entonces, ni el Islam se llamaba Islam ni había coranes que pudieran distribuirse. Aunque el primer gramático del árabe acababa de nacer en el actual Irán, la historia oficial siempre se sujeta con los andamios del mito, remacha este autor.
Entonces, ¿qué sucedió? ¿Qué fue Al-Ándalus? Seguramente, fue la evolución de la culta Hispania de Isidoro de Sevilla (obispo visigodo de los siglos VI y VII), que no pudo sumarse a la fundación de la Europa fuerte y extensa que pretendía Carlomagno. Además, desde el 711 hasta el 756 son años de guerras entre los propios godos. Mientras, Al-Ándalus fue una cultura con tres religiones y la cuna del Renacimiento. El Islam, como civilización, fertiliza y ensancha Roma con el elemento indio y persa. Es la lógica continuación del legado helénico, asegura el historiador.
El legado andalusí
Magdalena Lasala es otra de los muchos autores que apuestan por una revisión del legado andalusí. Al-Ándalus logró imprimir un conocimiento que enriqueció lo que luego se llamó Renacimiento. Y nunca fue integrista, afirma. Según esta revisión, los avances que se produjeron no fueron casualidad. Por ejemplo, su arte fue rico y variado gracias a que se basó en la tradición clásica, el arte bizantino y el de los pueblos orientales sometidos.
La lengua árabe fue sinónimo de refinamiento. La educación fue determinante: se tradujeron las principales obras del saber greco-helenístico, se crearon bibliotecas y se edificaron mezquitas y madrazas en las que se impartían las ciencias. Y el papel del cortesano, la rivalidad de los reinos de taifas o el ansia de saber antropocéntrico son elementos que anticipan las ciudades-estado del Renacimiento.
¿Conquista y reconquista?
Si González Ferrín niega que existiera una conquista, también arremete contra el concepto de la "Reconquista". En la historia oficial cristianista, interpretada hasta ayer por mandarines y caciques, se extirpa lo andalusí por pretenderse ajeno. Y agrega: "Hay algo freudiano en nuestro rechazo hacia Al-Ándalus: después de negarlo tres veces, los historiadores se lamentan de una pérdida (la del califato, en 1031) que provocó la descentralización de las taifas." Pero Al-Ándalus, asegura, "nunca fue una tierra de tres culturas, sino una cultura con tres religiones. En tanto que Europa se distanció, Hispania siguió por su senda mediterránea. Y la marcó para siempre."
FUENTE: WebIslam.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...